Hablar de Cine D es hacer referencia a una tecnología novedosa para la  proyección  cinematográfica con el uso de la tecnología digital.  Se estaba acostumbrado a un rollo de película que giraba y giraba para poder apreciar la imagen pero, eso cambió, puesto que se emplea un aparato digital  que permite  mostrar una versión computarizada de la película en una pantalla, donde la calidad de  imagen se mantiene intacta con el transcurrir del tiempo y lo mismo sucede con la calidad del sonido.

El cine D no requiere de una preparación profunda para empezar a usarlo.
Para ser un operador de proyección de cine D, solo necesitas algunos conocimientos básicos de computación y de programas de reproducción de audio y video.  Tan sencillo como que el técnico que lo instala te explique funciones básicas, como cuando compras una Pc y te indican como usar los programas que se instalan.

Pero, eso sí el operador de proyección debe ser bien maniático con la limpieza, pues al tratarse de equipos digitales tienen mucha sensibilidad y es por ello que se debe conservar  la cabina, el proyector libre de polvo, la limpieza es un factor determinante en el buen funcionamiento del equipo, así como un buen sistema de acondicionador de aire, para garantizar la vida útil del equipo por mucho tiempo.

Aunque los creadores y los representantes de estos equipos indican que la vida útil es de 10 años  y que la tecnología se mantendrá por ese tiempo, hay que recordar que con el avance tecnológico es acelerado los equipos que hoy son el último grito de la era digital se vuelven obsoletos en un abrir y cerrar de ojos, entonces la verdad es que no se tiene la certeza del tiempo que permanecerá esta tecnología, aunque el equipo siga funcionando.